Costa Rica está lista para emerger como la potencia económica de América Latina en 2024, con un crecimiento proyectado del PIB del 3,9%, según las últimas previsiones del informe del Banco Mundial “Competencia: ¿el ingrediente que falta para crecer?”.

Este aumento en el crecimiento impulsará a la nación a la vanguardia de la región, causado principalmente por una sólida confianza empresarial y la Inversión Extranjera Directa (IED), las cuales se han mantenido altas y continúan con una tendencia ascendente.

En una región donde la expansión económica ha sido modesta para muchos, Costa Rica se destaca por su fuerte crecimiento interno, en contraste con naciones que encaran políticas monetarias más estrictas y desafíos en el mercado laboral.

Un factor clave detrás del éxito económico de Costa Rica es su liderazgo en la atracción de IED en diversos sectores. Desde hotelería y dispositivos médicos hasta semiconductores, el país ha sido un imán para la inversión extranjera, con importantes anuncios de nuevos proyectos (greenfield) entre 2020 y 2022. Además, los últimos datos, que cubren los primeros nueve meses de 2023, subrayan un repunte prometedor en los anuncios de IED, especialmente en el sector de dispositivos médicos.

Si bien muchos de sus homólogos latinoamericanos lucharon contra la lentitud de la inversión y el consumo en 2023, la economía de Costa Rica prosperó gracias a una fuerte expansión interna. Esta resiliencia acentúa la capacidad de la nación a superar los desafíos.

En el ámbito de las proyecciones de crecimiento regional, Costa Rica lidera el grupo con su expansión prevista del PIB del 3,9% para 2024, superando a Paraguay (3,8%) y Nicaragua (3,7%). Estas cifras posicionan a Costa Rica como el país con desempeño más destacado en América Latina, con una trayectoria económica que apunta hacia una prosperidad sostenida.

De cara al futuro, el Banco Mundial proyecta una trayectoria ascendente continua para la economía de Costa Rica, con tasas de crecimiento del 3,7% tanto en 2025 como en 2026. Esta perspectiva optimista demuestra la fuerza de la nación y su potencial de vitalidad económico a largo plazo.

En conclusión, la destreza económica de Costa Rica brilla intensamente en medio del panorama regional, impulsada por una combinación de sólida confianza empresarial, iniciativas de inversión estratégica y resiliencia interna. A medida que la nación traza un rumbo hacia el crecimiento sostenido y la prosperidad, sirve como un ejemplo de esperanza e inspiración para la América Latina y el Caribe, ilustrando el poder transformador de las políticas económicas visionarias y la determinación inquebrantable.

Para más informaciones: https://www.larepublica.net/noticia/costa-rica-tendria-el-mayor-crecimiento  -economico-de-latinoamerica-en-2024

 

Hola, 👋
Encantados de conocerte.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.